Õndice de CarnavaldeCadiz.com CarnavaldeCadiz.com
El foro de CarnavaldeCadiz.com para expresar tu opinión y respetar la de los demás.
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegŪstreseRegŪstrese 
 PerfilPerfil   Conťctese para revisar sus mensajesConťctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

Cómo es mi Cai chiquito

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Õndice de CarnavaldeCadiz.com -> Carnaval de Montevideo
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Juan Pinto



Registrado: 21 Sep 2007
Mensajes: 585
Ubicaciůn: ahora Cai, despu√©s qui√©n sabe

MensajePublicado: Dom Mar 29, 2009 15:01    TŪtulo del mensaje: C√≥mo es mi Cai chiquito Responder citando

Hola, amigas y amigos de ambos lados del charco. Voy a contaros un poquito cómo es mi Cai chiquito, el que fui aprendiendo creciendo en él, el que me contaron que fue y el que es ahora.

Nac√≠ beduino (de las Puertas de Tierra hacia afuera) y viv√≠ en Leb√≥n tres a√Īos. Antes de cumplir los cuatro, ya viv√≠a en el P√≥pulo. A los ocho a√Īos sal√≠ por primera vez a jugar con los dem√°s ni√Īos de mi calle. Desde ese momento, mi timidez natural se fue diluyendo en el compa√Īerismo y la complicidad con los amigos.

A los doce a√Īos, nos unimos a nuestras madres y padres para defender la Autom√≠a andaluza, que al final conseguimos todos los andaluces como un solo pueblo, un solo pueblo de profundas ra√≠ces hist√≥ricas, un solo pueblo con tanto mestizaje cultural. A los doce a√Īos y medio me compraron mis padres una guitarra y comenc√© a aprender a tocarla. A los trece a√Īos me estren√© tocando la guitarra en p√ļblico. A los trece y medio dej√© las clases para aventurarme solo en la m√ļsica (sobre todo la composici√≥n). A los catorce a√Īos hice mi primera canci√≥n. Y en ese verano que cumpl√≠ mis catorce a√Īos, los chavales del P√≥pulo comenzamos a ba√Īarnos en la Caleta, tras una infancia ba√Ī√°ndonos (a veces en cueros) en los bloques del Campo er Sur y en la playa de los Corrales, siempre a escondidas de nuestros padres, que siempre nos pillaban por culpa de alg√ļn chivatazo con muy mala leche.

Tambi√©n a los catorce a√Īos aprend√≠ el carnaval de dos maneras: escuchando y viendo a las chirigotas, comparsas, coros y cuartetos en el tablao y en las pe√Īas del barrio, y saliendo de guitarra en una comparsa callejera del barrio (rechac√© salir de guitarra en "Vaqueros y Coristas", comparsa infantil mixta que se llev√≥ el primer premio ese a√Īo, la de Roc√≠o... ¬ŅQu√© habr√° sido de ella?). Aunque tengo que a√Īadir que antes odiaba el carnaval, pues desde los ocho a√Īos mi padre pon√≠a una cinta de Paco Alba todos los domingos mientras nos arregl√°bamos para salir a dar el paseo semanal por la ciudad: almorz√°bamos y merend√°bamos en la calle. Pero ser√° de tanto ponerla y de tanto escucharla que, poco a poco, fui enamor√°ndome de las coplas del Brujo, y mi amor se desarroll√≥ desde esos ocho a√Īos hasta los catorce, donde cobr√≥ plena conciencia. Amor que todav√≠a sigo teniendo, ya no s√≥lo por las coplas del genial autor de chirigotas y comparsas, sino por muchas m√°s coplas de muchos m√°s autores.

A los diecis√©is a√Īos intent√© sacar mi primera comparsa infantil. Tras dos meses de ensayo, renunci√©: no estaba preparado. Aprend√≠ desde entonces durante casi un a√Īo escuchando cintas de todos los autores punteros e interesantes del Carnaval de C√°diz: Paco Alba, Pedro Romero, Antonio Mart√≠n, Enrique Villegas, Antonio Busto, Joaqu√≠n Qui√Īones, Aurelio del Real, Pepe Mart√≠nez, Jos√© Luis Bustelo, Luis Ripoll, Emilio Alv√°rez, Eduardo Babl√©, Jos√© Luis Frade, Adela del Moral, El Chusco, Diego Caraballo, Jos√© Luis Arniz, Luis Gal√°n, Manolo Varo, El T√≠o de la Tiza, Ca√Īamaque, Fletilla, Emilio y Paco Rosado, el G√≥mez, etc√©tera... A los diecisiete y medio saqu√© "Cascabeles", mi primera comparsa infantil, y obtuvimos un segundo premio. A partir de entonces, mi vida se volvi√≥ carnavalesca durante catorce a√Īos seguidos. Descans√© en 1998 y en 1999 saqu√© mi √ļltima agrupaci√≥n hasta el momento: "Aqu√≠ se va a armar la revoluci√≥n", chirigota infantil a medias con Jes√ļs Romero. En el √≠nterin sal√≠ en "La Diivina Comedia" (1987), "La murga la esquina" (1994), "Los duros de mollera" (1995) y "Los hijos del Lama" (1999).

En 1990 me mud√© del P√≥pulo a la Vi√Īa. En 2000 tuve que dejar mi amad√≠sima Cai para trabajar en Castell√≥n, en las f√°bricas de cer√°mica. En 2001 regres√© e intent√© vivir de la m√ļsica. Como no pude, pues al final acab√© de cronista y articulista en InfoC√°diz y www.carnavaldecadiz.com hasta ahora, porque hay muy buen ambiente de trabajo, mucha complicidad gaditana entre todos los que colaboramos para llevar adelante esta p√°gina. Como buen gaditano, odio el periodismo, porque publica la intimidad y tiende al amarillismo m√°s cutre. El gaditano es algo latinoamericano, caribe si me apuran (lo que es seguro es que tiene reciente pasado antillano) porque lo √≠ntimo no es lo p√ļlbico, y de alguna manera, cuando se respetan ambos √°mbitos sociales, es como si el gaditano fuese anarquista y Cai un cant√≥n... con las puertas siempre abiertas, claro, pero para el que aporte y haci√©ndolo se vaya enamorando de verdad de esta peque√Īa ciudad rodeada por tanto Atl√°ntico, y a su vez que est√° ciudad cercada de oc√©ano se enamore tambi√©n de √©l.

Sea en el P√≥pulo, sea en La Vi√Īa, en las suelas gastadas de mis zapatos viajeros diluyo las fronteras barriales (no necesita Cai distrito alguno) e incluso las ampl√≠o hasta Am√©rica del Sur: Colombia, Per√ļ, Bolivia, Ecuador... Y muy pronto, Uruguay. Hay gaditano conformista, pero tambi√©n lo hay inconformista, del que ya mayor se va a Granada a estudiar filosof√≠a, no para ense√Īarla, sino para aprender m√°s todav√≠a y despu√©s se aburre de tanto universitario aburguesado aparentemente bohemio y alternativo, y busca de nuevo la libertad y la felicidad de la infancia y la adolescencia al otro lado del charco. Gaditano extra√Īo soy tambi√©n, por ello, porque no formo familia y me hipoteco hasta las cejas mientras me evado yendo al Carranza los domingos impares y los domingos pares me paseo a orillas de la mar. Que no est√° mal esta vida, si el que la vive, la vive a gusto, porque sarna con gusto no pica... Pero el gaditano tambi√©n tiende al cosmopolitismo, a mezclarse, a mestizarse, ya que en s√≠, √©l, es mestizo: fenicio, tarteso, griego, cartagin√©s, romano, √°rabe, andalus√≠, gitano, moz√°rabe, visigodo, genov√©s de m√°scara veneciana, monta√Ī√©s, indiano que se trajo sus antillanos hijos mestizos en la vuelta de sus cantes de ida...

Mi Cai chiquito. Tan viejo ahora. Tan joven cuando chinorri y chaval. Mi Cai respirando levante y poniente, abrig√°ndose norte y acariciado sur. Mi Cai de adoquines redondos y desparejos, donde sonaban los cascos de los caballos que se fugaban de la pos√° creyendo pradera barrio antiguo. El turbadoramente er√≥tico beso espumoso de la mar donde se diluye la arena. Los viejos dedos de un pescador arreglando sus redes mil y una veces remendadas. Las callosas manos de mi padre, estibador portuario; colgado su gancho de estiba. Las finas manos de mi madre, oliendo a especias y a yerbabuena, a caf√© tostado y a cacahuete contrabandeado a trav√©s de la Puerta del Mar, marchit√°ndose su atl√°ntica belleza y juventud en los fogones mediterr√°neos a la vez que yo me hac√≠a hombre. Las rodilleras en los pobres pantalones de ni√Īo humilde, orgullosos parches de un modo de vivir sencillo, de un modo de ingenuo jugar inocentemente con la vida. Las latillas en las mellas de las piedras. Los tapones en los estadios de las casapuertas. Churretes y cardenales. Las hacendosas ara√Īas en los huecos de las paredes ostioneras. Las bicicletas arregladas para desafiar al levante y al poniente. Cardenales y churretes. El sol oscureciendo la piel andalus√≠ y atl√°ntica, la piel del atlante mediterr√°neo. La lluvia mojando la mochila colgada a la espalda al salir del colegio del Campo...

Mi Cai chiquito. Amor por sus calles estrechas. Desamor por su gente pasiva. Amor por sus pocos entusiastas. Desamor por sus gobernantes ladrones. Amor por su escasa juventud. Desamor por su egoísta vejez. Mi Cai chiquito... Nada más y nada menos, atlante y mediterráneo.

Juan Pinto
_________________
"Lo que importa no es vencer, sino el modo de vencer" (El Juego de Ender)
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado [ Oculto ]
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Õndice de CarnavaldeCadiz.com -> Carnaval de Montevideo Todas las horas estŠn en GMT + 2 Horas
PŠgina 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group