ARTISTAS GADITANOS

La evolución hacia las nuevas tendencias europeas de principio de siglo - realismo, impresionismo.. - llegó a la pintura gaditana a través de los pintores locales que perfeccionaron sus estudios fuera de su ciudad principalmente en Madrid y París. El impresionismo, triunfante ya en París, comenzaba a asimilase en España en algunas obras de pintores como Aureliano Beruete, Santiago Racional, Dardo de Regoyos y Joaquín Sorolla.

Aureliano Beruete (1845 -1912), discípulo de Haes fue quien llevó a cabo una verdadera renovación del paisaje realista. En su última etapa -"Vista de Cuenca", 1910, donado al museo por el autor- sus paisajes asumieron la influencia del impresionismo.

El ambiente artístico gaditano en la primera mitad del nuestro siglo, fue renovado con la vuelta a la ciudad de Felipe Abarzuza (1871 -1948), discípulo de la Escuela de Bellas Artes. Desde Madrid, trajo este pintor aires nuevos del luminismo e impresionismo español. Abarzuza había entrado en Madrid en contacto con la pintura de Sorolla. Este pintor valenciano, tras sus viajes a París en 1894, había abierto su paleta al color y la luz.

De Sorolla se expone en la sala una pequeña tabla firmada en 1891, adquirida en la Exposición de Bellas Artes gaditana de 1896, con el título "Les floreres" (1).

De la misma exposición procede el lienzo firmado por el también valenciano Cecilio Plá (1860 - 1934). Titulado "Céfiro y Flora" representa con fuerte intensidad de color, una pareja sentados en un jardín.

Discípulo de Cecilio Plá fue en Madrid, el pintor nacido en La Línea (Cádiz), José Cruz Herrera (1890 - 1972). En su lienzo "Lola la Piconera" representó, en tono realista, a la heroína de la obra de teatro "Cuando las Cortes de Cádiz" de José María Pemán.

Del pintor Julio Moisés (1888 - 1968) se incluyen "Los seminaristas de Vich" y el retrato de Martínez de Pinillos.

De Felipe Abarzuza, destaca en la sala "El Jardín del Olivillo" con las mejores características de su pintura de pincelada suelta y luminosa. Abarzuza influyó notablemente en los pintores gaditanos de su generación. Federico Godoy (1870 - 1939) supo captar el nuevo estilo como observamos en sus lienzos "Iglesia de Santo Domingo" y "Puerta de Tierra".

Justo Ruiz Luna (1865 - 1926) se especializó en el tema de las marinas. En algunas de ellas mostró un claro interés por el color y los efectos de luz -"Bote de guerra", "Puesta de sol"-.

Francisco Prieto santos (1884 - 1967), vallisoletano afincado en Cádiz, produjo una obra personal en la que destaca el estudio de la luz sobre el paisaje, en perfecta sintonía con la sensibilidad gaditana: "Patio del Convento de San Francisco", Plaza de toros de Arcos", "Las Cobijadas"...

De estética más contemporánea, trabajado a la espátula con factura fresca y expresiva, se expone el lienzo "Barcos" de Pedro de Matheu, (1900 - 1965) pintor salvadoreño, vinculado a Puerto Real.

Por último, se exponen en esta sala los más recientes ingresos, El gouache sobre cartón de Joan Miró y las obras de varios artistas actuales gaditanos donados por sus autores: El dibujo y grabado "Rafael Alberti" de Hernán Cortés; un óleo sobre cartón de la serie"Abalorios del agua" de Juan Gómez Macías, el óleo del pintor Manuel Caballero en homenaje a Lola Medina y, el cuadro "Pareja y arco" de los desaparecidos artistas "Costus".

Como única obra escultórica del siglo XX entre los fondos del Museo, se expone, la escultura en piedra caliza "Gades" del gaditano Juan Luis Vasallo (1908 - ). Con ella obtuvo Primera Medalla en la Exposición Nacional de 1948.

1.- Libros de Actas de la Academia de Bellas Artes de Cádiz, Junta de 5 de marzo de 1896.

Volver a Página Anterior
Volver a Página Índice de Museo
Volver a Página Índice