Infocadiz.com

Boletín Informatico con Cosas de Cái


 

Oficina de Comunicación Izquierda Unida

IULV-CA califica de "indignidad" que Teófila Martínez diga que cuando llegó a Cádiz se encontró una ciudad anclada en los años 50

Sebastián Terrada: "La alcaldesa persigue desmemoriar a los ciudadanos y echar por tierra el trabajo realizado desde los primeros años democráticos por muchos gaditanos para sacar adelante una ciudad marginada por el franquismo".

El Coordinador Local de Izquierda Unida en Cádiz, Sebastián Terrada, ha salido al paso de las declaraciones de Teófila Martínez en las que decía "haberse encontrado una ciudad anclada en los años 50" al llegar a Cádiz. Para Terrada estas manifestaciones de la alcaldesa "representan una indignidad ya que muchos gaditanos trabajaron desde el primer ayuntamiento democrático, gobernado por el PSOE y el Partido Comunista, y desde la sociedad gaditana para sacar a Cádiz de la marginación en la que estuvo sumida durante el franquismo". En este sentido añade que "lamentamos la soberbia y prepotencia de Teófila Martínez negando con sus declaraciones dicho trabajo".

Sebastián Terrada asegura que "la alcaldesa persigue desmemoriar a los gaditanos y lanzar la idea de que antes de ella solo había una ciudad de gente despreocupada por su futuro y que ella nos ha salvado del "agujero negro", esto es una tomadora de pelo a la gente de Cádiz", e ironiza añadiendo que "la mayoría absoluta le debe haber creado una especie de "delirio político" y ya lo que nos faltaría es tener una imitadora de Aznar como regidora municipal, quizás anhela ser la "caudilla" de Cádiz".

Izquierda Unida considera que aparte de las obras ejecutadas en la ciudad, la mayoría ya contempladas en el PGOU, el modelo de ciudad que ha creado el Partido Popular es el del "Cádiz de dos velocidades" manteniéndose un importante desequilibrio social y de servicios en la ciudad y este debe ser uno de los problemas fundamentales a resolver de cara al 2.012.

El coordinador de la formación de izquierdas asegura que "cuando la dirigente del Partido Popular llegó a Cádiz", recordemos que antes fue concejala en el Puerto de Sta. María, "ni pensaba de lejos en el Bicentenario de la Constitución en 2.012 por lo que le seguimos pidiendo que no manipule cuando manifiesta que el soterramiento se hizo de cara a dicha celebración porque era un asunto de justicia para con nuestra ciudad, o es que deberíamos preguntarnos si ¿tendríamos soterramiento sino existiera el horizonte del 2.012?.

Finalmente, Izquierda Unida realizará un balance del trabajo llevado a cabo por su grupo municipal en el ayuntamiento de Cádiz y una valoración detallada de la gestión municipal del PP en estos dos años de legislatura en los próximos días mediante conferencia de prensa.

 

 

Prensa Greenpeace

La Consejería de Sanidad de Andalucía no reconoce ningún problema de salud en Huelva

La reunión, a la que no asistió la consejera a pesar de estar cerrada hace más de un mes, acabó sin ningún compromiso concreto. La Consejería volvió a afirmar que de los datos de los estudios, como el del CSIC, no se desprende que exista una relación directa entre el problema sanitario de Huelva y la contaminación industrial. Una afirmación que no se corresponde con los cientos de estudios que existen en todo el mundo relacionando entornos como el de Huelva con una excesiva incidencia de mortalidad por cáncer y tasas anormalmente altas de otras enfermedades como el asma1.

Josefa Ruiz quiso salir al paso afirmando que en Huelva ha existido un grave problema ambiental que dice ha mejorado en los últimos años. Sin embargo, Greenpeace ha tenido acceso a documentos de la propia Administración andaluza en los que se hace un recuento de las toneladas de metales pesados (arsénico, cadmio, mercurio y plomo) que se han vertido en las balsas de fosfoyesos y en el río Tinto entre 1987 y 1995. Los datos, calculándolos con una caudal de 1.200 metros cúbicos/hora, hablan de vertidos de 224.000 toneladas al año sin contar los radionucleidos (no analizados en el informe). La Administración andaluza no ha hecho ninguna actuación ni ha emprendido medidas legales para que las empresas del polo químico retiren estos tóxicos que siguen activos y contaminando el entorno onubense. Todos ellos están relacionados con cánceres y otras graves enfermedades.2

Desde la última visita de Greenpeace a la ciudad, el pasado mes de marzo, la organización ecologista viene demandando un estudio independiente que tenga en cuenta aspectos cualitativos, toxicológicos y epidemiológicos capaces de rastrear las causas de la alta tasa de mortalidad que arrojan los informes de la propia Consejería de Sanidad. Josefa Ruiz no se quiso comprometer a hacerlo afirmando que ya existe un red de alarma que detectaría datos anormalmente altos de determinadas enfermedades. Además, explicó a Greenpeace que va a poner en marcha otra serie de medidas que incluyen:

- Realizar un nuevo estudio sobre mortalidad
- Abrir un registro de cáncer
- Pedir a la Consejería de Medio Ambiente que efectúe una nueva toma de datos para obtener parámetros específicos sobre contaminación que puedan esclarecer las causas de la morbilidad

Sin embargo, este estudio también lo haría la Administración con lo que no garantiza la independencia del mismo. Tampoco explica en qué consiste la red de alarma (que hasta ahora, aunque ha detectado anomalías, según sus datos del año 2003, no parece que haya puesto en marcha ningún mecanismo para solucionarlas) y se niega a contar con la colaboración de epidemiólogos independientes y con la participación de los colectivos sociales.

Por último, la directora general ha afirmado que "a la Consejería no le tiembla la mano a la hora de cerrar empresas que estén provocando problemas sanitarios graves". De hecho, según Josefa Ruiz, el pasado año la Junta cerró dos empresas contaminantes. Pero la directora general tampoco quiso precisar de qué empresas se trata. A Greenpeace le extraña, de hecho, que los informes de la propia Junta atribuyan directamente el vertido de toneladas de metales pesados peligrosos a Fesa- Fertiberia, Foret y Atlantic Cooper y ninguna de ellas haya tenido que cerrar.

"La dejadez de las autoridades y la falta de responsabilidad que demuestran intentando tapar un problema medioambiental y de salud pública, está provocando que los impactos sobre la salud de Huelva se perpetúen y agraven. La ciudadanía no puede permitir que las administraciones responsables de velar por el cumplimiento de las normas ambientales y sanitarias sigan sin abordar este asunto con seriedad y profundidad"- ha afirmado Julio Barea, responsable de la campaña de Aguas de Greenpeace España.