Infocadiz.com

Boletín Informatico con Cosas de Cái


 

Prensa Greenpeace

Greenpeace pide a la Junta de Andalucía que priorice las renovables frente al gas en sustitución del carbón

El rotundo rechazo de la Junta a la ampliación de la central térmica de Carboneras respalda las razones de la acción de Greenpeace del pasado 4 de mayo12 mayo 2005

Greenpeace ha remitido hoy una carta a la Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Fuensanta Coves, en la que la felicita por su rechazo a la ampliación de la Central Térmica de Carboneras (Almería), aunque le pide que tenga en cuenta el gran potencial que las energías renovables representan en esta comunidad para disponer de una alternativa más sostenible al carbón que las térmicas de gas de ciclo combinado.

Según los resultados preliminares de un estudio sobre el potencial de las energías renovables que Greenpeace está realizando, Andalucía podría cubrir varias veces su demanda energética mediante sus propios recursos renovables. Así, el potencial de generación de energía solar fotovolatica integrada en los edificios andaluces podría satisfacer más de tres veces la demanda eléctrica de Andalucía. Además, el potencial del recurso eólico marino en Andalucía produciría casi dos veces la demanda de la comunidad y siete veces más que una gran central térmica de carbón como la de Endesa en Carboneras o la térmica de Iberdrola en Arcos de la Frontera (Cádiz).

El pasado 4 de abril, una treintena de miembros de Greenpeace instalaron una central solar fotovoltaica portátil en el interior de la térmica de Carboneras para exigir a Endesa que abandonara su proyecto de ampliación con un nuevo grupo de carbón (hulla importada) de 700-800 MW. Tras la acción, la Junta de Andalucía hacía pública su intención de no permitir la ampliación. Al día siguiente, tras una serie de reuniones con Greenpeace en Almería, Izquierda Unida, Partido Andalucista, PSOE y el Grupo Independiente por Almería (GIAL), expresaron también su rechazo al proyecto.

"Endesa debe abandonar definitivamente su planes de ampliación de Carboneras, y dedicar sus recursos a las energías renovables" -ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de energía de Greenpeace- "No hacen falta más centrales térmicas, sino acabar con el derroche de energía y aprovechar las energías renovables tan abundantes de las que disponemos".

Andalucía ha aumentado en un 55% sus emisiones de gases de efecto invernadero, con respecto al año 1990, diez puntos por encima de la media nacional. La construcción de centrales térmicas imposibilita el cumplimiento del Protocolo de Kioto y hace inviable la lucha contra un cambio climático peligroso.

Dado el protagonismo que puede tener Andalucía en el crecimiento de las renovables, Greenpeace pide a la Junta su apoyo para que, en la revisión del Plan de Fomento de las Energías Renovables, el Gobierno español eleve el objetivo de potencia instalada en centrales solares termoeléctricas a 1000 MW (actualmente está en 200 MW), además de otros 1000 MW de instalaciones solares fotovoltaicas. Así mismo Greenpeace reclama la elaboración de un Plan Eólico Marino, como parte del compromiso de revisar el Plan de Fomento de las Energías Renovables.